El delantero Ángel Di María, que emocionó a todos los hinchas con su festejo en el primer tanto ante Chile en memoria de su abuela fallecida en las horas previas del encuentro, destacó que era "el orgullo" para su familia que él esté en la Selección argentina. "Es difícil, por mi mamá, por mis tíos, porque uno cuando está acá lo critican y cuando estás lejos de la familia es difícil", aseguró Di María, entre lágrimas, al graficar lo duro que es estar lejos de los seres queridos en un momento complicado. "Quería jugar, era el orgullo para mi abuela que yo esté en la Selección, mi mamá me pidió que me quede y que ganemos el partido. Sabía que iba a hacer el gol, me había pasado con mi suegro, le mando un saludo grande a mi familia", recordó el rosarino, que mostró una remera escrita de su puño y letra para recordar a su abuela, que murió el domingo por la noche. Di María, además, destacó el triunfo sobre Chile por tratarse del rival más importante de la primera ronda y el que lo privó el año pasado del título en la final de la Copa América 2015. "Hace varios años venimos haciendo las cosas bien, pero es la idea conseguir el objetivo", insistió en el mensaje que baja desde adentro del búnker de la Selección en Estados Unidos.

Embed



¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia