Al cumplirse una semana de la eliminación de Central Norte en las semifinales del Federal B, los dirigentes del cuervo deben dar vuelta la página y pensar en el próximo torneo que se avecina. Lo primero que se debe solucionar es la continuidad de Pedro Rioja. El entrenador se encuentra en Bolivia y hoy desde la dirigencia se comunicarán con él para definir si seguirá o no siendo el técnico del equipo que competirá en el próximo certamen federal.
En tanto, el presidente Héctor De Francesco continúa de licencia y parte de la comisión directiva tendrá la misión de negociar con Rioja para que siga al frente del plantel azabache que se armará dispuesto tomarse a revancha. Por otro lado, también se empezará a arreglar las desvinculaciones y otros temas con los jugadores del último torneo. La idea de los directivos es mantener la base del plantel y sumar dos o tres jugadores como mucho para afrontar lo que viene.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia