Lionel Messi protagonizó anoche la mejor jugada de la fase de grupos de la Copa América con un caño de lujo sobre Carlos Lampe, el arquero de Bolivia, y cuando se encaminaba al gol el árbitro cortó la jugada a instancias del línea que le marcó fuera de juego.
Si la secuencia seguía, La Pulga iba a marcar el mejor gol de la Copa pese a que aún falta mucho por jugarse. No valió pero el caño del rosarino entre las manos y las piernas del arquero, y el gesto de Lampe al verse superado serán una de las imágenes más recordada del certamen centenario.
La jugada fue repetida una y mil veces por la televisión. En el estadio, el lujo se vivió como un gol: todos los hinchas comenzaron a gritar y corear su nombre. Sin embargo, la pantalla gigante del CenturyLink, que suele repetir las jugadas de peligro, estaba distraída anunciando que se habían vendido más de 47 mil localidades.

Qué dijo el arquero boliviano del fabuloso caño

Apenas terminó el partido, Carlos Lampe, el arquero de la selección de Bolivia , fue corriendo a hablarle a Lionel Messi a la mitad de la cancha. Luego del encuentro, en la zona mixta, el protagonista que sufrió el caño de Leo confesó lo que le dijo: "Le deseé todo lo mejor del mundo y le dije que esta vez se le va a dar. Mi candidato es la Argentina". Sobre el caño, entre risas, contó: "No me enojó porque es Messi, puede hacer cosas diferentes. Si viene y me lo hace un defensor, seguro que estábamos hablando de una expulsión mía".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia