Diego Maradona ratificó hoy su enojo con el atacante del Inter de Italia Mauro Icardi, a quien calificó de "traidor", durante la presentación del Partido por la Paz que se jugará el próximo miércoles en el Estadio
Olímpico de Roma por impulso de papa Francisco, quien según aseguró el Diez, lo hizo "volver a la Iglesia".
"De los traidores no hablo", aseguró hoy Maradona, que estuvo junto a su hijo, tras ser consultado sobre el 9 del Inter al participar en la capital italiana de la conferencia de prensa de lanzamiento del Partido que será la segunda edición del jugado en septiembre de 2014 también con la organización de la fundación Pontificia Scholas Occurrentes.
Además el exfutbolista y DT del seleccionado aseguró que la selección "pierde" con la ausencia de Lionel Messi "porque falta el número uno".
"El otro día me levanté a las 6 para ver el partido con Perú. Sin Messi no dan lo mejor, él comanda el ataque y es difícil que los demás hagan lo que él hace", sostuvo Maradona consultado sobre el empate 2 a 2 en Lima, por la novena fecha de las Eliminatorias Sudamericanas.
"Hace falta un recambio", sentenció sobre el futuro del equipo argentino, al mando de Edgardo Bauza tras la renuncia de Gerardo Martino.
Por otra parte, Maradona pidió "una mano para el papa Francisco, que está haciendo un trabajo muy importante" en la Iglesia Católica. "Yo me había alejado de la Iglesia por varias razones pero Francisco me hizo volver", reconoció.
En relación al partido benéfico y la posibilidad de jugar al lado de su hijo Diego Maradona Junior, el astro bromeó: "No sé si lo haremos juntos, dependerá del entrenador".
Con el lema "Unidos por la Paz", más de 30 jugadores en actividad y retirados participarán el miércoles desde las 21.15 locales (16.15 de Argentina) del encuentro amistoso que también recaudará fondos para las ONG italianas Unitalsi y Amlib y para las víctimas del terremoto que el 24 de agosto dejó casi 300 muertos en el centro del país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia