Fue muy difícil jugar este partido, tengo muchas emociones juntas. No hay palabras, estoy emocionado. Me pasan un montón de cosas por la cabeza‘, así comenzó su relato Diego Milito, tras haber disputado su último juego de manera oficial. Durante la madrugada, nació su hija. Luego, ya en el Cilindro, recibió una estremecedora ovación por parte del público y hasta pudo marcar un gol -aunque también falló un penal-.

Durante sus dos etapas en el elenco de Avellaneda, el Príncipe disputó 220 partidos, marcó 59 tantos y alzó dos títulos: Apertura 2001 y el Torneo de Primera División 2014. ‘No tengo palabras. Le agradezco a mi señora que me dio la satisfacción de ser papá de nuevo, a mis hijos, a mi familia. Le estoy agradecido a mucha gente‘, reconoció.

‘Fue un gran sueño que pude cumplir el de volver a Racing. Esto es especial, siempre tuve la ilusión de volver. Estoy tranquilo, en paz, me retiro con la camiseta que amo‘, cerró el ex Inter en el campo de juego luego de vencer a Temperley por 2 a 0.


Milito tuvo su fiesta: con un arranque bárbaro de Racing, el delantero metió un penal, le atajaron otro que metió Romero en el rebote y fue victoria en el Cilindro 2-0 ante Temperley. Ovación antes, durante y después para el ídolo en su despedida del Cilindro.

  • Diego Milito: "Me retiré con la camiseta que amo"
Embed


  • Gol de Diego Milito a Temperley

Embed




  • Los mejores goles de Diego Milito en Racing
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia