Diego Milito tuvo este sábado una emotiva fiesta de despedida del fútbol en su segunda casa, el Cilindro de Racing Club, con la presencia de su familia, muchos de los jugadores con los que compartió su carrera, los dos últimos equipos campeones de la academia y una verdadera multitud en las tribunas.
"Cuando empecé a jugar al fútbol nunca soñé con un día como hoy", dijo Milito, visiblemente emocionado, sobre el cierre de la fiesta. Vestía la camiseta albiceleste con el número que lo identificó durante toda su carrera: el 22.
"Gracias a Racing Club porque me formó como persona y jugador -agregó-. Me voy realizado por el sueño que cumplí". El exdelantero recordó además su paso por la Selección Argentina y nombró a cada uno de los clubes en los que jugó, como Inter de Milan y Genoa (de Italia) y Zaragoza de España.
Antes del partido, el presidente albiceleste, Víctor Blanco, le entregó al Príncipe un diploma que lo cataloga como "Leyenda de Racing".
A lo largo de su carrera, Milito jugó 630 partidos y marcó 259 goles. Y así dijo adiós: "No tengo más palabras. Me voy con el sueño cumplido y esta camiseta. Y es cierto lo que dice la canción: lo más grande que tiene Racing es su gente".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia