Para un partido tan trascendente como el que tiene que jugar Juventud Antoniana frente a Mitre de Santiago del Estero, el domingo, desde las 17, en el estadio Padre Martearena, perder a un jugador de las características del Ratón Gustavo Ibáñez, quien llegó a las cinco amarillas y no podrá jugar, toma ribetes de preocupación entre los integrantes del cuerpo técnico que comanda el Beto Pascutti.
La ausencia de Ibáñez será una sensible baja en el santo en esta presentación de local, y genera algunos interrogantes en una instancia decisiva del torneo.
Cuando arrancó el torneo, el DT Alberto Pascutti no tenía en sus planes el experimentado atacante entre los titulares, y propuso en un primer momento a Marcos Navarro (hoy lesionado y se perderá de los que queda del resto de la competencia). Y luego, hasta el partido con Concepción FC, en Tucumán, Gabriel Pérez Tarifa, quien se recupera de una lesión, conformó el tándem ofensivo junto a Gustavo Balvorín.
Desde el banco de relevos Ibáñez se fue ganando el puesto a fuerza de goles y desequilibrio permanente en las defensas contrarias; así se constituyó en una pieza vital en la estrategia de juego. Y el hecho de que ahora el Beto Pascutti pueda disponer con un plan B a medias, lo pone en una encrucijada y bajó la permanente duda, porque en lo que queda de las semana aguardará y "prenderá velas" para que, al menos, Gabriel Pérez Tarifa llegue en condiciones.
Otro dilema que Pascutti deberá resolver es el reemplazante de Matías Ceballos, ya que por primera vez, también sin el Arenero Héctor López, ubicará a otros dos jugadores en la función de doble cinco. Una posición clave, que por ahí Gustavo Ortiz, que no desentonó en San Luis, mantenga la titularidad y para cubrir la otra vacante hay que ver cómo están Jorge Serrano y Julio Marchant (ambos lesionados), mientras Oscar Domínguez es una tercera opción.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia