Luciano Cefaratti, vice primero de Rosario Central, protagonizó esta tarde una curiosa situación al pedir tocar las bolillas de los árbitros en la previa del sorteo para la designación del choque ante Boca por los cuartos de final de la Copa Argentina y comprobar que no había ninguna irregularidad en ellas.
Embed

Cefaratti solicitó, en la sala de reuniones del tercer piso de la AFA, poder tocar las bolillas antes que sean colocadas dentro del bolillero. Instantes después quien salió elegido por el destino fue Patricio Loustau, justamente a quien Central veía con mejores ojos que Boca para este encuentro, que se jugará el jueves 2 en el estadio “Mario Alberto Kempes” de Córdoba.
Loustau deberá dirigir un encuentro con una pesada historia reciente, a raíz del pésimo arbitraje de Diego Ceballos en la final de Copa Argentina que ambos equipos protagonizaron en 2015, y terminó con el cuestionado triunfo de Boca. En aquella ocasión, Ceballos cobró penal por una falta a Gino Peruzzi que fue casi un metro afuera del área, y convalidó el gol de Andrés Chávez, que le dio la victoria a Boca, cuando estaba fuera de juego.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia