Aficionados del Sevilla y Liverpool protagonizaron pequeñas peleas antes del inicio de la final de la Europa League, este miércoles en Basilea, en una jornada que transcurrió en líneas generales en un clima distendido y tranquilo en la ciudad suiza.
Embed
Unos minutos antes del inicio del partido, los responsables de la seguridad, equipados de material antidisturbios, se vieron obligados a poner orden en uno de los fondos, donde se estaba produciendo una pelea. Tras unos minutos de desconcierto, la situación pudo ser controlada. En el exterior del partido hubo también pequeños enfrentamientos entre aficionados y quejas de hinchas a la policía por robos de teléfonos y carteras, constató un periodista de la AFP en una de las puertas de acceso donde esperaban los aficionados del Sevilla. En los últimos días se habían generado dudas sobre la seguridad tras conocerse que hubo aficionados del Sevilla que revendieron sus entradas a hinchas del Liverpool, lo que suponía que hubiera partes del estadio con las hinchadas mezcladas.
Según la prensa española, el Sevilla abrió expediente a un centenar de hinchas por este motivo. El entrenador Unai Emery llegó a llamar "malos sevillistas" a los hinchas que revendieron su entrada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia