El serbio Novak Djokovic sometió hoy al británico Andy Murray en la final del Abierto de Australia e igualó, con su sexto título en Melbourne, las seis conquistas del australiano Roy Emerson, quien hasta hoy ostentaba en solitario el récord de consagraciones en el Grand Slam de la temporada de tenis.
El número uno del mundo superó a su inmediato perseguidor en el ranking ATP por 6-1, 7-5 y 7-6 (3) en dos horas y 53 minutos, durante las que su solidez de juego contrastó frente a las imprecisiones del escocés, que por segundo año consecutivo se quedó en el umbral de la gloria.
En la reedición de la final 2015, también ganada por Djokovic, el balcánico capturó sobre el cemento del Rod Laver Arena su título número 46 sobre pista dura, récord que sólo supera el suizo Roger Federer (3), al que doblegó en semifinales, con 60 coronaciones.
"Estoy encantado de haber igualado el récord de seis victorias en el Abierto de Australia. Me siento honrado de que se me mencione al lado de una gran leyenda como Roy Emerson", dijo Djokovic durante la ceremonia de entrega de trofeos, según la agencia Efe.
"Lo siento, no he podido hacer nada esta noche", se resignó Murray, quien aseguró haber vivido "dos semanas muy duras" durante su estadía en Melbourne. Es que suegro y entrenador de la serbia Ana Ivanovic, el británico Nigel Sears, sufrió un desmayo el pasado sábado 23 mientras seguía el partido entre su pupila y la estadounidense Madison Keys.
Tras ese incidente fue ingresado en un hospital de Melbourne y luego recibió un permiso de los médicos para regresar a Inglaterra. Murray, en cambio, decidió continuar en el torneo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia