El serbio Novak Djokovic y la estadounidense Serena Williams, números uno de la ATP y de la WTA, se clasificaron ayer con autoridad para las semifinales del Abierto de Australia, en las que el primero desafiará al defensor del título, el suizo Stan Wawrinka.
Djokovic, ganador en Australia en cuatro ediciones (tres de ellas de forma consecutiva, 2011-2013), venció al canadiense Raonic en tres mangas por 7-6 (7/5), 6-4 y 6-1.
El serbio, que no ha perdido ningún set desde el comienzo del torneo, impuso su ritmo ante Raonic, que sólo aguantó durante la primera manga, para imponerse con autoridad en la pista central de Melbourne.
Unas horas antes fue Wawrinka, número 4 mundial, quien se tomó la revancha ante el japonés Kei Nishikori (N.5), que le ganó en los cuartos de final del último Abierto de Estados Unidos. En apenas 120 minutos Wawrinka se impuso con firmeza en tres mangas; 6-3, 6-4 y 7-6 (8/6)).

A pura autoridad

En categoría femenina Serena Williams recobró la autoridad que le había faltado en rondas precedentes y batió a la eslovaca Dominika Cibulkova por un doble 6-2 en una hora de juego.
Jugará en semifinales contra la gran revelación del torneo, la también estadounidense Madison Keys, de 19 años, que este miércoles ganó a la mayor de las Williams, Venus.
Desafiando su falta de experiencia ante una jugadora de 34 años, Keys ganó en tres mangas por 6-3, 4-6 y 6-4.
El jueves se disputan las dos finales femeninas; primero se enfrentarán las rusas Maria Sharapova (N.2) y Ekaterina Makarova (N.10) y más tarde las estadounidenses Serena Williams y Keys.
En el tercer turno se disputará la primera semifinal masculina, entre el checo Tomas Berdych (N.7) y el escocés Andy Murray (N.6).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia