En la previa del partido por la última fecha entre Rosario Central y Boca Juniors, los hinchas del canalla repartieron dólares con la cara de Diego Ceballos, el árbitro que le cobró un penal inexistente al xeneize, le anuló un gol válido y convalidó un gol en offside de Boca.
También cayeron en la bolsa Daniel Angelici, presidente de Boca, y Mauricio Macri.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia