Central Norte vivirá un cumpleaños algo atípico. El club de barrio norte cumple hoy 95 años de vida pero en esta oportunidad no habrá celebración. Las puestas de la bombonera cuerva se mantendrán cerradas por razones de seguridad. No trabajarán ni los empleados.
No habrá festejos, pero sobran anécdotas. Felipe Santiago Carreras, socio vitalicio, es quizás de las personas más autorizadas para revivir este aniversario. Con 91 años, rememoró como fue el inicio de su romance con Central: "Viene de San Juan a los 13 años, en 1937 me hice hincha y jugué en la cuarta común. Nunca me fui del barrio y aquí estoy", expresó orgulloso don Carreras, quien cumplirá 92 "pirulos" el 25 de mayo.
A su cabeza vuelven los festejos de antaño, cuando "el club tenía hasta piano", dice nostálgico. "Recuerdo que cuando cumplía años, el club organizábamos asados y baile. Todo eso se perdió", lamentó Felipe y señala a los culpables: "Es por las malas hinchadas que hay, antes no había eso. Antes todas las hinchas cooperaban después del trabajo".
Central Norte Felipe Carreras1.jpg

Carreras compartió más de la mitad de su vida con Central Norte: "Viaje mucho y sufrí mucho. Ibamos a todos lados con el equipo, antes era un familia, salían 20 colectivos. Carpanchay (don Valentín, otro de los hinchas de la vieja guardia) y Herrera manejaban toda la hinchada, todos los que querían colaborar, lo hacían".
Si en algo se destaca la figura de Felipe, es que siempre contribuyó con el club. "Años atrás había jugadores que estaban casi todo el día en mi casa. Los atendía porque estaba bien económicamente", cuenta.
El fanatismo la juventud que porta don Carreras, se destacó cuando no puso en duda su presencia en la cancha: "Claro que voy a ver a Central ¿Porqué no lo haría? Espero el colectivo y me voy solo a la cancha. No duermo por Central Norte", afirmó.
Por último, Carreras, destacó: "El club creció, esta comisión trabajó mucho, no había nada, casi todo estaba perdido. No se sabía si era cancha o que era", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia