Luego de que los jugadores de River recibieran gas pimienta antes de salir a la cancha en el Superclásico, D'Onofrio salió como loco al campo de juego y enfureció a Arruabarrena. Era todo confuso y el mismo DT aseguró: "Me enojé con él porque agregaba más confusión de la que había".
Días más tarde, trascendió el verdadero motivo de la furia del entrenador xeneize. D'Onofrio explicó: "Estaba en el palco, con los dirigentes y recibo el llamado de un amigo oftalmólogo. El me recomendó que fuera a ver a los jugadores, porque podía ser grave". Arruabarrena le dijo que no tenía nada que hacer en el campo de juego y el presidente de River contó que le dijo: "Sin ánimo de ofender, que en todo caso iba a hablar con los dueños del circo y no con los monos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia