El presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, auguró hoy que el equipo mostrará "reacción y rebeldía" el jueves ante Boca, en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, luego del duro golpe que significó la derrota en La Bombonera.
Además, el titular "millonario" pidió "bajar los decibeles y tener tranquilidad" en relación con la polémica que se generó entre ambas dirigencias al circular en las redes sociales una foto en la que se ve a los directivos de River siguiendo el último superclásico sentados en el piso del vestuario visitante.
"En los River-Boca no hay favoritos", sostuvo D'Onofrio al ser consultado sobre lo que espera del partido que se jugará en el Monumental, y remarcó, confiado, que el equipo "va a mostrar reacción y rebeldía".
"El haber perdido (los jugadores) lo va a tomar en forma positiva porque no les gusta perder", consideró D'Onofrio.
En relación con la polémica que generó la foto en la que se ve a la cúpula dirigencial de River sentada en el piso del vestuario de Boca, D'Onofrio pidió "bajar los decibeles y tener tranquilidad" al considerar que desde el club de Núñez "no hubo ninguna intención" de "generar nada".
"Querer hacer de esto una anécdota mala es querer complicar la relación con la dirigencia de Boca", señaló.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia