El presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, asumió hoy la dificultad de sumar refuerzos de jerarquía para el plantel de Marcelo Gallardo y se rindió frente al gesto del crack Carlos Tevez, al calificar de "admirable" su decisión de volver a Boca Juniors en la plenitud de su carrera "dejando de lado un club grande como Juventus de Italia".
"Ya no hay casos como esos, soy de River, pero no me cuesta reconocer lo que hizo Tevez por su familia y su club. No hay jugadores del fútbol argentino para venir a River. Si conocen un crack como él que quiera venir a River, le pago la prima y le firmo ya", le dijo a la prensa durante una conferencia de prensa que brindó en Punta del Este, donde el equipo realiza la pretemporada.
D'Onofrio, que durante su gestión repatrió sin éxito a Pablo Aimar y Javier Saviola, uno retirado y el otro recientemente desvinculado por bajo rendimiento, apeló a la figura del 'Apache' para ejemplificar las complicaciones al momento de incorporar y también para conservar el plantel actual.
"Hicimos una oferta de dos millones de dólares por el 'Principito' (José) Sosa y la contraoferta del Besiktas de Turquía fue nueve millones. Imposible", sentenció el dirigente antes de repartir criticas a jugadores, representantes y dirigentes de la gestión de su antecesor Daniel Passarella.
"Para nuestro mercado es imposible competir -continuó-, por eso los jugadores se van. Con las ofertas que les hicieron a (Ramiro) Funes Mori (Everton de Inglaterra) y (Matías) Kranveitter (Atlético de Madrid), por ejemplo, se salvan ellos, sus hijos y sus nietos si quieren".
Por esa razón, el vicepresidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) alertó sobre la necesidad de "mejorar los ingresos" de los clubes para evitar el éxodo después de ciclos exitosos como el que transitó el club 'millonario' desde mediados de 2014 con la obtención de la Copa Sudamericana y la Libertadores, entre otros títulos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia