Gran polémica se generó entorno a las declaraciones de Rodolfo D'Onofrio sobre el descenso de River Plate. "Es una mancha eterna que nosotros intentamos superar, pero está", había dicho el presidente y despertó una ola de polémicas y disgustos entre los propios hinchas del millonario.
A través de su cuenta de Twitter, el dirigente intentó calmar las aguas y explicó qué fue lo que quiso decir: "La mancha es una herida, las heridas se curan. Quedan cicatrices. Seguimos vivos y más fuertes. Sigamos mostrando por qué somos el más grande".
Cambiando de tema, el titular de River señaló que no hay ninguna oferta por ningún jugador del plantel actual. Y en cuanto a los refuerzos expresó: "No hicimos ningún intento por Milton Casco. Si ninguno se va no iremos a buscar a nadie, queremos mantener a los que están".
Sobre Saviolao: "Tiene las puertas abiertas de River".
Sobre la situación de Pablo Aimar, aclaró: "Tendrá que venir a iniciar la pretemporada y ahí se verá. Esperemos que el físico le responda y que pueda estar en alta competencia".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia