El mediocampista de Temperley Matías Sánchez y el volante de San Martín de San Juan Daniel González se convirtieron hoy en dos nuevos casos de doping en el fútbol argentino y se exponen a una dura sanción. Paradójicamente, ambos casos fueron contra el mismos rival, Aldosivi de Mar del Plata. Sánchez lo hizo en la sexta fecha del torneo de Primera División y González en la octava jornada. Según supo NA de fuentes cercanas a los clubes, ambos jugadores fueron aplicados con betametasona, el principal componente de la inyección Oxa B12, que se utiliza para mermar el dolor por un golpe o lesión muscular, previo a la competencia. Tanto Sánchez como González ya fueron notificados de la situación y accedieron al derecho de realizar la contraprueba, aunque difícilmente cambie el resultado.
Una vez que eso ocurra, serán citados a declarar por un Tribunal de Disciplina no dependiente de la Asociación del Fútbol Argentino para que hagan su descargo y luego se conocerá si son castigados o no. Cuando las penas dependían de AFA, para un primer caso se le aplicaba tres meses de suspensión, pero la ley vigente en la Argentina (la 26.912) por la que se rige la Organización Nacional Antidopaje, dependiente de la Secretaría de Deportes de la Nación, hace referencia en su artículo 24 a penas de dos años, aunque se puede reducir hasta seis meses si existen atenuantes, algo que seguramente ocurra. Al igual que los casos de Javier Toledo (positivo en San Martín de San Juan por el torneo) y Sebastián Blanco (de San Lorenzo por Copa Libertadores), el médico de Temperley le suministró Oxa B12 a Sánchez. Actualmente, este medicamento está prohibido en Argentina porque lo que trata de hacer la legislación nueva es proteger la salud del deportista, por lo que ambos casos pueden tener diferentes formas de castigo.
Anteriormente, se le podía aplicar a los futbolistas siempre y cuando sea informado a través de una planilla, algo que muchos clubes siguieron haciendo por falta de información. Desde hace un par de meses, las muestras no se envían más al laboratorio del Cenard, sino que viajan a Colombia o México, a organismos reconocidos como oficiales por la Agencia Mundial Antidopage (AMA).
En febrero pasado, la AMA intimó a Argentina a que todos los controles de las diversas disciplinas deportivas se realicen en laboratorios oficiales, tal como sucede en el resto del mundo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia