Luego de un extenuante y tedioso viaje vía terrestre de casi doce horas, que incluye complicados caminos de cornisa y de tierra, el plantel de Gimnasia y Tiro arribó ayer por la mañana a la serena Andalgalá. En el hotel municipal, el grupo almorzó y trabajó por la tarde con movimientos regenerativos bajo las órdenes del DT José María Bianco y del PF Gustavo D’Ambrossio. Facundo Vega, quien había evidenciado molestias físicas antes de la partida a Catamarca, evolucionó favorablemente y de no mediar inconvenientes será de la partida esta tarde.
La buena novedad en el conjunto del Chaucha, que intenta salir de memoria y sin cambiar la fórmula que viene implementando desde el arranque del campeonato, es que al entrenador rosarino se le suman dos variantes frescas: los mediocampistas Daniel Ramasco y Nicolás Aguirre, que se recuperan de sendas lesiones y podrán tener su primera vez en el torneo, esta vez desde el banco de relevos. Además de los once titulares y los dos regresos, la delegación del albo que instaló su búnker en Catamarca se completa con: Esteban Dei Rossi, Federico Rodríguez, Federico Allende, Germán Mayenfisch, Emiliano Giannunzio y Lautaro Ceratto. Uno quedará afuera del banco.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia