Su amor por el básquetbol no solo les sirve para mantenerse activas, sino que además les sigue dando alegrías a pesar del paso de los años.
Mercedes Aguilar y Gladys Soria, dos jugadoras del maxibásquet salteño, fueron convocadas para ser parte del próximo Mundial de la disciplina en Orlando, Florida, del 20 al 30 de agosto. Una cita a la que ya asistieron en años anteriores, y que dentro de unos días las volverá a convocar.
"Lo lindo de un Mundial es la competencia de alto rendimiento. Además, es algo mágico porque va mucha gente y jugás a cancha llena", relata Gladys, quien ya estuvo en los mundiales que se hicieron en Brasil y Grecia.
"Otra cosa es la camaradería que hay. Terminas de jugar un partido y te saludas con las rivales, se puede llegar a formar vínculos con gente de Estonia, Letonia, países que en tu vida pensas que vas hacer contacto", manifestó Mercedes, quien ya salió campeona en 1999 junto a su hermana en Uruguay.
A la hora de contar cómo fueron convocadas para esta cita mundial, las jugadoras marcaron diferencias en el antes y el después de la metodología.
"En un principio las convocatorias se hacían con una invitación de acuerdo a tu estilo de juego, pero ahora en los últimos años se le dio más participación a todo el que quiera viajar", señaló Soria.
Aguilar, por su parte, remarcó: "Tiene mucho que ver la capacidad económica de cada uno también, porque al viaje te lo bancas vos".
Según contaron Mercedes y Gladys, el viaje más la estadía en Orlando les está saliendo $24.000 aproximadamente.
Un gusto caro, pero es un viaje que les sirve para conocer un lugar al que muchos quieren ir.

La falta de canchas

Mercedes Aguilar tiene la particularidad de no solo ser jugadora de Independiente, sino que además es presidenta de Ajubasa, la asociación del maxibásquet en Salta.
Ella señaló que costó un poco introducir jugadoras a la disciplina al principio, pero ahora lograron agruparse e inclusive fueron organizadoras del último torneo Argentino en nuestra ciudad.
No obstante, Aguilar contó que la lucha ahora pasa por conseguir canchas donde jugar. "La pelea antes se daba en convocar a las jugadoras, ahora se está peleando por las canchas. Para el último torneo Argentino nos entrenamos físicamente en la pista de atletismo del Legado Güemes, pero no conseguíamos una cancha para entrenar. Todas estaban ocupadas con el masculino, el femenino y el Delmi con Salta Basket", manifestó.
Y agregó: "Estamos viendo qué días podemos programar para nuestro torneo local. Ya hablé para que nos den el microestadio los sábado por la tarde, ya que no se lo usa. Esperemos que se dé".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia