El entrenador del seleccionado inglés de fútbol, Sam Allardyce, dejó hoy su cargo tras mutuo acuerdo con la Federación Inglesa de fútbol (FA) después de conocerse una cámara oculta en la que muestra su presunta complicidad con irregularidades en el traspaso de jugadores.
La salida del exDT de Sunderland, West Ham y Newcastle fue confirmada por las autoridades inglesas tras la reunión de emergencia entre el presidente de la FA, Greg Clarke, y su director ejecutivo, Martin Glenn, en el estadio Wembley.
Según informó el diario inglés The Telegraph, autor de la investigación, el seleccionador se ofreció a dejar su cargo en lugar de ser despedido.
La investigación realizada reveló que el DT utilizó su posición para negociar un acuerdo de 400.000 libras inglesas para dar consejos a empresarios sobre cómo evitar las normas del fútbol inglés en cuanto a las transferencias.
“La conducta de Allardyce es inadecuada para el seleccionador de Inglaterra. Acepta que cometió un error significativo de juicio y se ha disculpado. Sin embargo, debido a la gravedad de sus acciones, la FA y Allardyce han acordado mutuamente terminar su contrato con efecto inmediato” informó la entidad en un comunicado.
“Gareth Southgate se hará cargo del equipo mayor por los próximos cuatro partidos contra Malta, Eslovenia, Escocia y España, mientras que la FA comienza su búsqueda para el nuevo seleccionador de Inglaterra”, agregó el comunicado.
El 19 de septiembre de 2006, Allardyce y su hijo se vieron implicados por la BBC en una denuncia por haber recibido sobornos de agentes por fichar a varios jugadores, añadió la información del diario británico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia