El entrenador de Brasil, Dunga, evitó responsabilizarse de la eliminación en la Copa América del Centenario 2016 a manos de Perú (0-1) y sostuvo que no se puede "modificar lo que todo el mundo vio" en clara alusión a la mano cometida por Raúl Ruidíaz en el gol de la victoria del equipo que dirige el argentino Ricardo Gareca.
Embed

"No podemos modificar lo que todo el mundo vio" expresó el DT en virtud de la polémica acción que se produjo en el estadio Foxborough de Boston, Estados Unidos.
Brasil (4 puntos) terminó fuera de la competencia continental, al clasificarse en la tercera posición del grupo B, detrás de Perú (7) y Ecuador (5), los clasificados a cuartos de final.
"Brasil no fue eliminado dentro del fútbol. Con el 0-0 clasificábamos", insistió el DT brasileño, cuya continuidad quedó severamente amenazada a partir de esta prematura eliminación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia