Salta Basket dio destellos de buen juego y recuperación anoche en Delmi, aunque no pudo evitar su sexta derrota al hilo a manos de Echagüe de Paraná.
El arranque del partido fue parejo. Los infernales entraron concentrados y cubrieron bien sus marcas, logrando avanzar palmo a palmo en el marcador.
Echagüe terminó el primer parcial con una leve ventaja de tres puntos, aunque en el segundo cuarto las cosas se le fueron un poco de las manos a los dirigidos de Ricardo De Cecco.
Sin la concentración con la que habían entrado, los muchachos de Salta Basket comenzaron a flaquear en defensa y permitieron que Echagüe se le venga encima, logrando sacar una diferencia de nueve puntos.
A pesar de esto, los infernales fueron recuperando la memoria de a poco y lograron irse al descanso ganando por 40 a 38.
El arranque del tercer cuarto fue inmejorable para Salta Basket, que se hizo sentir con una volcada de Makal Stibbins. El juego colectivo de los locales mejoró de manera considerable y no se desesperaron a la hora de atacar el aro. Hecho clave que les permitió mantener la ventaja y acceder al último cuarto con el marcador a favor de 61-58.
La parte final del encuentro fue para el infarto. Sebastián Cabello se encargó de igualar las cosas en 62 y a partir de ahí llegó el vuelco a favor de Echagüe. Los entrerrianos lograron ponerse a cuatro puntos en los últimos minutos, una diferencia que se volvió irremontable. La pelota no quiso entrar y Echagüe se llevó el triunfo por 74 a 70.
El próximo partido de Salta Basket también será en el Delmi, el miércoles 20, frente Barrio Parque.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia