El director técnico de Huracán, Eduardo Domínguez, se quejó hoy por la demora de la dirigencia encabezada por Alejandro Nadur en incorporar a un centrodelantero tras la salida de Ramón Wanchope Abila, al asegurar que “todos concretan refuerzos menos nosotros”.
“Todas las semanas le pasamos una lista nueva (de posibles delanteros) al presidente y no cerró ninguno. Todos concretan refuerzos menos nosotros”, disparó Domínguez, quien se mostró muy molesto por la demora en la llegada del 9 de área para reemplazar a Abila, vendido al Cruzeiro de Brasil.
El DT, en conferencia de prensa, lamentó que luego de más de tres meses de receso, la dirigencia no respondió a la necesidad del cuerpo técnico de sumar un delantero “de calidad” para reforzar el equipo.
“Quizás el presidente se asustó con los precios que le pusieron, pero él no maneja los mismos tiempos que nosotros”, agregó Domínguez, quien para el debut de mañana ante Godoy Cruz apostará por Ignacio Pussetto como centrodelantero, ya que Diego Mendoza todavía no está en su plenitud física después de la lesión sufrida en el accidente que sufrió el plantel en Venezuela en febrero pasado.
El entrenador avisó que ya no le “quita el sueño” la posibilidad de sumar refuerzos y que confía en el equipo con el que trabajó durante la extensa pretemporada.
No obstante, tras las fuertes críticas, la dirigencia inscribirá a tres delanteros, de los cuales tratará de cerrar, al menos, a dos. Ellos son Germán Lesman, goleador del torneo de la primera B Nacional con All Boys; Jerónimo Barrales, quien pasó por el club en 2012/13 y actualmente está en Turquía; y el paraguayo Fernando Fernández, quien milita en Tigres de México.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia