En Central Norte esperan con los brazos abiertos por Matías Ceballos, quien, pese a sus deseos de sumarse al plantel y comenzar a trabajar en la pretemporada, todavía no pudo lograr su cometido.
El volante tiene todo acordado con los directivos del club de barrio norte y solo resta que rescinda contrato con Unión Aconquija. Justamente, ahí radica el problema, ya que el club catamarqueño mantiene una deuda salarial con Ceballos, quien, como primera medida, pretende percibir el dinero que le adeudan, romper el convenio y sumarse al cuervo.
Debido a tantas prórrogas de compromisos de los directivos de Aconquija, el santafesino decidió acudir a Agremiados y le aconsejaron no entrenar en Central Norte hasta que no esté desvinculado del club catamarqueño.
En principio, Ceballos tenía programado comenzar a trabajar ayer en el cuervo, pero deberá esperar hasta la próxima semana para reunirse con los directivos del estanciero y llegar a un acuerdo para su salida.
Por otra parte, otro de los que estuvo ausente, solo por la tarde, en la primera práctica semanal, fue Mariano Maino, aquejado por una molestia en su rodilla. El arquero trabajó con el grupo por la mañana en el gimnasio, mientras que por la tarde continúa con sesiones de kinesiología.
Otra de las ausencias notorias de la jornada fue la de Diego Sueldo, quien pegó el faltazo con permiso del cuerpo técnico para resolver temas personales en Córdoba.
En cuanto a las caras nuevas, ayer se sumó una más: Martín Priotti, la reciente incorporación del cuervo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia