Encolumnados detrás de los dirigentes de la Primera B Nacional, el ascenso amenazó al presidente de la Comisión Regularizadora de AFA, Armando Pérez, con no comenzar los próximos torneos si es que no aparecen soluciones para sus reclamos: la deuda económica por el "Fútbol para Todos" y los costos de los operativos policiales. El fuerte malestar fue expresado a Pérez durante una reunión que los dirigentes de los clubes de la Primera B Nacional mantuvieron en el quinto piso de la sede del centro porteño de AFA. El reclamo económico es por tres meses de deuda de la partida de dinero del programa "Fútbol para Todos" (enero, junio y julio), que le produce no poder pagarle a los jugadores, quienes piden ser considerados libres por falta de pago. Por esa razón, además, los dirigentes solicitan la intervención de Sergio Marchi, como presidente de Futbolistas Argentinos Agremiados, para tratar de frenar esta situación. El otro punto de conflicto para los dirigentes con Armando Pérez fue la decisión del Estado de no hacerse cargo de los operativos policiales durante los encuentros del campeonato, lo que encarece notablemente cada jornada de localía de los clubes y que es algo a lo que, supuestamente, el Gobierno nacional se había comprometido. Luego de la reunión con la B Nacional, Pérez bajó al tercer piso para encontrarse con los representantes de las instituciones de la Primera B, que se plegaron a la amenaza de la B Nacional. Lo más probable es que esta categoría se pliegue, junto con Primera C, la otra divisional del ascenso que es reconocida como profesional por AFA, al reclamo de la B Nacional.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia