En una reunión este martes, los dirigentes de los clubes de primera división debían definir si eran solidarios con el reclamo de sus pares del ascenso o si comienza a jugar el próximo viernes 19 de agosto, pero le dieron una nueva oportunidad al titular de la Comisión Regularizadora, Armando Pérez, para conseguir más recursos y esperarán siete días más para tomar una decisión.
El Federal A se plegó a la medida de fuerza de la D, C, B Metropolitana y Nacional y así ya son cinco las categorías que no comenzarán sus torneos el próximo fin de semana en reclamo de más dinero.
Los clubes de Primera le darán una nueva oportunidad a Armando Pérez, que se comprometió reclamarle al Gobierno que repita en los próximos dos meses le adelanto de 300 millones que depositó hace una semana en AFA. Así se sumarían 900 millones en 90 días, que palearía un poco la crisis.
Igualmente con este dinero en las arcas de los clubes no se resuelve la cuestión de fondo, porque así quedarían tres meses en los que las instituciones del fútbol no recibirán nada. Y ahí reside la estrategia de los dirigentes.
El objetivo de los clubes es aprovechar ese tiempo para llamar a una licitación con otras empresas para negociar los derechos de televisación. El mejor postor se quedaría con el negocio y debería abonar unos 800 millones para poder ingresar, que se distribuirían en el último trimestre de 2016, según publicó Diario Popular.
En los clubes de Primera esperaran que Pérez se comunique con el Gobierno pero sus dirigentes no tiene un postura unánime. Boca River, Racing, San Lorenzo, Lanús y Huracán, están dispuesto a comenzar, mientras que Banfield, Rosario Central, Temperley, entre otros apoyan el paro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia