Triunfazo histórico de Diego Pablo Simeone que demostró que sus armas son tan efectivas como las opuestas. En el Vicente Calderón aplicó una gota de lirismo de la mano de Saúl Ñíguez para vencer 1-0 al Bayern Münich con un auténtico golazo y dejar el sueño de alcanzar una nueva edición de la Final de la Champions League.

Fueron dos etapas considerablemente distintas en planteo y resultados. Saúl se vistió de Moisés a los diez minutos de la primera etapa y abrió las defensas del elenco alemán con una jugada que será recordad a través de los años. Control en mitad de cancha, gambeta hasta el área y definición a un rincón del palo. Un verdadero tanto de antología.

En ese momento, el Colchonero ahogaba al elenco de Josep Guardiola. Lo marcaba de manera asfixiante en todos los rincones de la cancha y canalizaba el juego de posesión que asedia. Claro está que el poderío de losbávaros es imposible de neutralizar por completo y ante cada llegada el que respondió con entereza fue Jan Oblak. Mientras tanto, el elenco local asustaba por intermedio de las contras que encabezaba el francés Antoine Griezmann.

Las formaciones

Atlético de Madrid: Jan Oblak; Juanfran Torres, José María Giménez o Stefan Savic, Lucas Hernández y Filipe Luis; Saúl Ñiguez, Gabi, Augusto Fernandez o Yannick Carrasco, Koke; Antoine Griezmann y Fernando Torres. DT: Diego Simeone.

Bayern Múnich: Manuel Neuer; Phillip Lahm, Javi Martínez, Joshua Kimmich y David Alaba; Xabi Alonso, Arturo Vidal y Douglas Costa, Thomas Müller y Frank Ribery; Robert Lewandowski. DT: Pep Guardiola.

Estadio: Vicente Calderdón.
Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra).

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia