Federico Rodríguez se había retirado envuelto en aplausos del Gigante del Norte el pasado 30 de agosto, en la derrota de Gimnasia y Tiro ante Defensores de Belgrano de Villa Ramallo. Es que el Bocha había dejado la piel y el hincha se lo reconoció, aún sin saber que solo un desgarro de 20 milímetros pudo frenar al sacrificado zaguero central para que abandone la cancha, después de haber sido pura entrega.
Rodríguez trabajó sin grandes exigencias en la semana previa; sin embargo, pese a los esfuerzos por tenerlo de arranque en un juego vital ante Talleres en el Kempes, su anatomía pudo más y se quedó afuera de los 18 a último momento.
Y cuando asomaba para ser una fija el domingo ante Unión Sunchales en el Gigante del Norte por la séptima fecha del tetradecagonal por el primer ascenso (este encuentro se jugará ese día a las 15:30), se confirmó que el Bocha sufre desde hace tiempo un desgarro de 20 milímetros en el posterior de su pierna izquierda. Sin embargo, por el tiempo transcurrido y su acumulación progresiva de cuidados y trabajos diferenciados, la lesión comenzó a suturar y el defensor se encuentra mejor de su dolencia. Sin embargo, el cuerpo médico lo descartó para el encuentro del domingo ya que la idea es recuperarlo al cien por ciento para que llegue en condiciones al esperado duelo del 20 de septiembre con Juventud Antoniana, en el Martearena.
Es casi una fija que Facundo Vega volverá a ocupar el lugar de marcador central (función que cumplió a la perfección en Córdoba) para enfrentar al verde de Sunchales; mientras que Elías Bazzi, tras cumplir su pena impuesta de un partido por acumulación de amarillas, retornaría al lateral derecho en reemplazo de Denis Caputo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia