Gimnasia y Tiro atraviesa un presente auspicioso en el Federal A, pero también su desafío es revertir otro resultado no muy favorable: el financiero.
Las frustrantes recaudaciones en los clásicos hicieron difícil el verano del albo; sin embargo, el Bingo Monumental volvió a implicar un "salvavidas" para tapar agujeros. Luego de mucho tiempo, los empleados y jugadores del plantel profesional volvieron a tener los sueldos relativamente al día (les cancelaron enero) y esa tendencia busca mantenerse.
"El viaje a Andalgalá nos sale 85 mil pesos, el ínfimo monto de 78 mil pesos mensuales que actualizó AFA como subsidio no nos alcanza para cubrir un viaje. Reducir sueldos y presupuesto del fútbol nos ayudó a no cometer locuras para armar el equipo. Nos equilibramos con el Bingo, pero ese dinero no está destinado al fútbol, sino a la infraestructura, aunque con ese ingreso tuvimos que afrontar otras deudas. El fuerte revés fue la poca gente en los clásicos. A fin de febrero hicimos un plan de pago a la Afip por una deuda de arrastre de muchos años. Diciembre y enero son meses críticos, pero ahora comenzaremos a equilibrarnos con las cuotas de los deportistas", expresó el tesorero Juan Pablo Parenti

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia