Personal especializado trabajaba en la reparación del césped del estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, con miras al partido Argentina-Bolivia del martes 29 de marzo por las eliminatorias sudamericanas, ya que en los últimos días pasaron espectáculos que dañaron el terreno de juego.
Anoche se disputó el clásico cordobés por la B Nacional entre Talleres e Instituto y se observaban a simple vista las manchas de tierra y deterioro en el pasto, aparte de que en algunos lugares la pelota no rodaba con normalidad.
Los recitales que brindaron Maná, el 5 de marzo, y Iron Maiden, el pasado domingo, dejaron sus huellas en el piso de la cancha, por lo que desde hoy personal de la Agencia Córdoba Deportes, con el asesoramiento de los responsables del predio de Asociación del Fútbol Argentino en Ezeiza, comenzaron los trabajos sobre la superficie del campo de juego.
Las tareas se ejecutan con maquinaria del estadio y, para los trabajos más complejos, se usan dos unidades traídas por la AFA. También llegó a Córdoba Gerardo Albornoz, supervisor de campos deportivos de AFA, quien informó que los trabajos se enfocan en optimizar los tiempos de recuperación del terreno de juego.
"La mayor parte del tiempo vamos a trabajar con los cancheros del estadio, que son quienes conocen la historia clínica del campo de juego, así podemos tener mejor información para encontrar una respuesta más favorable al proceso en el menor tiempo", remarcó Albornoz.
Además, el especialista remarcó: "Si hablamos de un césped de jardín, lo estético es suficiente. Vamos a bregar para mejorarlo desde la base, para que pueda ser funcional, mejorar la densidad y conseguir el deslizamiento óptimo de la pelota, que es lo que perseguimos".
El tratamiento, que tendrá dos etapas, apunta a darle en el menor tiempo posible, la mayor respuesta en términos biológicos. En primera instancia, los trabajos se centran en realizar un corte vertical cruzado para disminuir la densidad excesiva del suelo, además de una fertilización completa y enarenado con material paranaense.
Entre los trabajos, se efectuará una aireación profunda que consiste en producir 120 perforaciones por metro cuadrado a 25 milímetros de profundidad, lo que permitirá un intercambio de oxígeno mayor para que el suelo pueda estar en su máximo potencial de desarrollo.
La segunda etapa de la restauración del césped comenzará luego del encuentro entre Belgrano y Vélez el sábado 19 y se extenderá hasta el día del partido Argentina-Bolivia.
Durante este período, se dejará desarrollar el crecimiento biológico del campo de juego, se harán correcciones puntuales y se realizará una resiembra temprana, lo que significará un aporte estético al campo.
Mañana el presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Oscar Dertycia, brindará una conferencia de prensa en el estadio para dar mayores precisiones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia