Como árbitro, le puedo dar la derecha a Luis Álvarez que no haya visto la dureza de la acción porque es algo que a cualquiera le puede pasar.
Ahora bien, cuando llegó al lugar del hecho y vio que la pierna del jugador Ezequiel Ham estaba al revés, no tendría que haber dudado y tendría que haberlo expulsado a Carlos Tevez, así no hubiera visto la acción. Ese es mi pensamiento o, por lo menos, lo que yo hubiera hecho.
Es que el reglamento te permite, si es que no se reanudó el juego luego de la acción polémica, modificar tu sanción o tomar una nueva decisión disciplinaria. Es decir que Álvarez estaba habilitado para expulsar a Carlos Tevez tras haber visto la escena.
En nuestro fútbol no se sanciona de oficio. ¿Por qué habría que hacerlo en este caso, si nunca se hace? Lo que sí, debiera ser un buen punto a corregir este: que se pueda actuar de oficio. Pero eso es algo complejo, que se tiene que definir a nivel AFA y tiene que haber acuerdo sería un gran acierto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia