¡Quién lo diría! El Chavo Navarro es popular en Metán; desde sus inicios en el club Avellaneda siempre fue el motivador en el grupo, el que es un poco calentón, aunque sencillo y humilde. Jugaba al fútbol en su pueblo y, en sus tiempos libres, limpiaba vidrios en una estación de servicios. Justamente de allí lo fueron a buscar de Mitre. "Fueron a ver el partido que había jugado ese día y después me buscaron en la estación de servicio. Yo quería cambiar de aire y conocer la categoría y acepté venirme a Mitre", relató el jugador cómo comenzó esta aventura que lo llevó a jugar contra Central Norte con diez mil personas en el Martearena y a clasificar para la final. "Jamás me imaginé ganarle a Central Norte y mucho menos jugar por el ascenso", dijo el Chavo.
Álvaro Navarro fue el autor del gol con el que Mitre le comenzó ganando al cuervo en el partido de ida; pero no se olvida de sus inicios. "Trabajaba de trapito, así me ganaba la vida. Incluso cuando ya era jugador de Mitre y volvía a mi pueblo, seguía limpiando vidrios. Ahora ya no trabajo, pero siempre vuelvo y hacemos asado con los chicos de ahí", contó.
Mitre tendrá dos bajas: Fabricio Aguilar y Mauricio Vilca llegaron a cinco amonestaciones. Serán reemplazados por Carate y Pichotti.
El Chavo está en Mitre desde el primer Argentino B (2012), vivió el proceso de los Chiozzi y la llegada de Aniceto Roldán. "Creo que institucionalmente cambió todo en Mitre. Para este torneo trajeron jugadores de buen nivel. En el primer torneo nos costó mucho hasta que llegó el profe Roldán y nos ayudó a no descender, ahora ya estamos más afianzados", señaló.
¿Cuáles fueron las claves de para llegar hasta aquí? El Chavo responde: "La humildad, el trabajo y el compañerismo nos hace fuerte y eso quedó demostrado a lo largo del campeonato. El profe nos da la tranquilidad y nosotros tenemos que salir a jugar de la misma forma que contra Central, contra Talleres. Si jugamos con corazón y garra vamos a pasar".
En la primera temporada en esta divisional, Mitre mantuvo la categoría; por un punto zafó de jugar el desempate por el descenso. En la segunda temporada, logró clasificar a la siguiente fase aunque quedó eliminado rápidamente.
Y ahora, en la tercera temporada, llegó a la final. "Todos dicen que somos un club chico, pero en estos últimos años creció mucho. Estamos demostrando ser un grande. Y todavía esperamos más", finalizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia