El Comité Olímpico Internacional (COI) autorizó la participación de 271 deportistas rusos en los Juegos de Río de Janeiro 2016, según un comunicado que hizo público el panel especial encargado de decidir sobre la participación de cada atleta que incluyó en su delegación oficial el Comité Olímpico Ruso.
Rusia había inscrito inicialmente a 389 deportistas para Rio- 2016, pero 118 fueron excluidos tras la publicación del informe McLaren el 18 de julio, entre ellos 67 atletas.
Todos los deportistas habilitados pasaron el último filtro de cumplimiento de las normas antidopaje, que era la aprobación de un panel constituido especialmente para el caso por el COI y formada por los miembros de su Comisión Ejecutiva, Juan Antonio Samaranch, de España, Ugur Erdener, de Turquía, y Claudia Bokel, de Alemania.
Rusia fue acusada de doping sistemático bajo patrocinio del Estado y con el respaldo de los Servicios Secretos por la Agencia Mundial Antidoping (AMA), que realizó una extensa investigación publicada recientemente en el llamado Informe McLaren.
Las únicas federaciones que ya habían prohibido por completo al equipo ruso habían sido las de atletismo, excepto la saltadora de longitud Daria Klishina -que se entrena en Estados Unidos-, y la de halterofilia, mientras que 17 remeros, seis ciclistas y cinco palistas tampoco fueron habilitados.
Por su parte, las federaciones de boxeo, judo y gimnasia artística y rítmica dieron luz verde a los atletas rusos a competir en Río de Janeiro.
El informe redactado por el canadiense Richard McLaren había puesto en serio riesgo la presencia de toda la delegación de Rusia en Río, pero el COI rechazó un castigo colectivo y dejó la decisión en manos de cada federación internacional.
No obstante, estableció estrictos criterios para permitir la presencia de los deportistas rusos y prohibió competir a todos aquellos con pasado de doping.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia