Nuevos análisis revelaron que hubo 31 casos de doping en atletas pertenecientes a seis disciplinas durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, y que podrían quedar excluidos de los Juegos de Rio 2016, según anunció el Comité Olímpico Internacional este martes.
"El Comité Olímpico Internacional ha realizado nuevos tests sobre 454 muestras de los Juegos de Beijing 2008. Estos nuevos análisis se producen tras una colaboración con la Agencia Mundial Antidopaje y las federaciones internacionales", indicó el COI en un comunicado, que pretende "impedir a todos los dopados participar en los Juegos de Rio".

Los 31 atletas afectados pertenecen a 12 países diferentes, aunque por el momento el COI no ha revelado ningún nombre concreto ni ninguno de los deportes afectados.

La instancia suprema del olimpismo realizó igualmente un análisis de 250 muestras pertenecientes a los Juegos de Londres 2012, cuyos resultados serán publicados próximamente.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia