Competir hasta el final y no dar nada por logrado es parte de la naturaleza de Kevin Benavides. En el enduro logró muchas victorias que pusieron a Salta y el país en las más importantes competencias internacionales. Pasada esa etapa llegó el momento del nuevo desafío: correr nada menos que el Rally Dakar, el más peligroso del mundo.
Para su preparación, el salteño se sumó al equipo Honda y participa en los Dakar Series. En el Desafío Ruta 40 venía realizando una buena carrera hasta que se cayó y se rompió el equipo de navegación de su moto Honda CRF 450. La revancha llegó en el Desafío Guaraní, donde alcanzó la victoria que le sirve para fortalecer su presente a poco más de cinco meses de iniciar la experiencia dakariana.
En Asunción ganó tres de las cinco etapas. Le sacó casi una hora de diferencia a Martín Duplessis, brecha que marcó su supremacía por los duros caminos de la capital paraguaya y ciudades cercanas.
Tras su triunfo, Kevin le contó a El Tribuno sus sensaciones y lo que representa la victoria en el Desafío Guaraní. "Fue una carrera muy dura y difícil. El primer día pude hacer una muy buena etapa y marcar el ritmo de la competencia. Gane la etapa y ahí se fue construyendo la victoria", contó Benavides.

Con problemas

A pesar de la diferencia final que marca la clasificación general, hubo algunos percances que debieron solucionarse en cortos periodos de tiempo. "El segundo día tuvimos muchos problemas con la moto, tuve que cambiar el motor y además hubo problemas en la torre de navegación. Perdí un par de minutos, me penalizaron otros 15 minutos por el cambio de motor", contó Kevin sobre la segunda etapa que se desarrolló entre Asunción y Villarrica.
"El día 3 salí a atacar y buscar recuperar esos minutos que había perdido y por suerte pude recuperar gran parte del tiempo que perdí", agregó el ganador de la prueba.
El salteño no perdió protagonismo en la cuarta etapa. Salió a mantener el primer lugar y a sacar más diferencia en la clasificación general. "Con la diferencia a mi favor pude ir más tranquilo y definí la carrera a mi favor", siguió contando el piloto de Honda.
Kevin no solo festejó ganar el Desafío Guaraní, ya que también se aseguró el pase directo al Rally Dakar 2016 que tendrá su día de descanso en Salta. "Ahora disfrutó todo esto que me está pasando. Ya tengo el pase directo para el Dakar y estoy feliz de haber logrado todo esto", comentó Benavides. La felicidad es por partida doble al asegurarse estar entre los mejores pilotos de motos del mundo.

Lo que viene

A Benavides le resta competir en las fechas que vienen del Campeonato Argentino de Cross Country y en el tercer Dakar Series, que será el Desafío del Inca en Perú, a mediados de septiembre.
Luego llegará la participación en el Rally Dakar, donde formará equipo con el experimentado Javier Pizolitto. El Dakar se pondrá en marcha el 3 de enero en Lima, Perú. Salta volverá a ser gran protagonista en la competencia internacional al ser el escenario de descanso el 10 de enero. Luego del paso por nuestra provincia se disputarán seis etapas para finalizar en el monumento a la Bandera en Rosario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia