Las localidades de Embalse, en Córdoba, y Villa Regina, en Río Negro, están separadas por casi mil kilómetros, pero ayer tuvieron algo en común. En esos puntos del país hubo festejos de los hermanos Benavides, que por primera vez en muchos años de competencias logran ganar una carrera el mismo día y esos triunfos trajeron situaciones importantes para festejar.
Kevin Benavides sumó un nuevo éxito a su carrera dentro del rally cross country al ganar el Rally del Comahue, la tercera y última fecha del Campeonato Argentino. Fue un fin de semana ideal para el piloto del equipo Honda, ya que se impuso en las tres etapas y así se quedó con su primer triunfo nacional.
El mayor de los Benavides venía de ganar la segunda cita del Dakar Series en Paraguay y de ocupar el cuarto puesto en el Rally de Marruecos, penúltima fecha del Mundial de cross country. Lejos de dormirse en los laureles, Kevin siguió preparándose y apuntó al Rally del Comahue, la última prueba oficial antes de disputar el Dakar 2016 desde el próximo 3 de enero.
La última etapa del Rally del Comahue presentó, al igual que todo el fin de semana, un terreno muy veloz pero bastante técnico. Kevin abrió pista y no tuvo inconvenientes para liderar de punta a punta los 166,83 kilómetros cronometrados. El segundo puesto fue para Javier Pizzolito (Honda), que fue el campeón de la temporada por quinta vez, y en el tercero se ubicó Martín Duplessis (KTM).
El salteño marcó un tiempo de 1h36m13 durante el domingo, sumando un total de 8h14m12, asegurándose el primer lugar y el tercer puesto en el campeonato.
"En la primera etapa pude sacar 14 minutos de diferencia y después mantuve en las dos restantes cuidando un poco más la moto. Estoy contento de haber logrado este triunfo y de terminar tercero en el campeonato", señaló Kevin a El Tribuno.

Luciano, el campeón

Luciano Benavides, el menor de los hermanos, tuvo su gran festejo en Embalse, Córdoba. Allí se consagró campeón argentino de enduro y sucedió en la lista de títulos a su hermano, campeón en 2013 y 2014.
Luciano tuvo un emocionante mano a mano con el salteño Nicolás Kutulas, el otro aspirante al campeonato. Finalmente fue Luciano quien sumó los puntos necesarios para calzarse el buzo del mejor de la temporada con cuatro triunfos.
"Me gustó mucho el circuito y la carrera la comencé bastante bien. Gané todas las especiales de cross y una de enduro y las otras las ganó Nico (Kutulas); la verdad es que fue una carrera muy pareja, lo importante fue mantener la moto y no cometer errores", expresó Luciano a El Tribuno, tras completar el recorrido.
Luego, el flamante campeón agregó: "Me saqué el karma de salir segundo en los últimos dos años. Ahora hay que disfrutar el momento y pegando la vuelta a casa. No todos los días se sale campeón y el extra es el triunfo de Kevin en Río Negro".
Luciano cerró con el título una dura temporada en la que su principal fue Kutulas; así ambos demostraron que están varios escalones por encima del resto de enduristas argentinos. Ya no habrá más carrera para Luciano, que ahora acompañará a Kevin en su preparación para correr el Dakar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia