Corría el tiempo, Atlético se sentía cada vez más presionado, Griezmann ya había errado un penal y con ese ímpetu, el equipo de Simeone armó una gran jugada a través de Gabi, quien cedió para Juanfra y este envió un centro perfecto para la entrada de Carrasco. Lindo gol que festejaron todos los que no quieren ver festejar al Real Madrid.

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia