Antes fue Kevin Benavides, multicampeón del enduro nacional y también latinoamericano. Hoy lo es su hermano Luciano, bicampeón del Argentino y estuvo a punto de serlo Nicolás Kútulas, dos veces subcampeón. Al pasado y presente con grandes logros, se le suma un futuro prometedor: Iván Crisol, quien con solo 17 años salió tercero en el Argentino junior. Entre ellos tienen un vinculo más allá de la buena relación: son salteños.
En Catamarca, donde Luciano Benavides volvió a festejar y Kútulas obtuvo el segundo puesto, ganando tres de las ocho competencias, el oranense Crisol también fue parte del podio, aunque en una categoría menor, ya que terminó tercero, logrando podios en las siete competencias que disputó.
El oranense habló con El Tribuno días después de terminar su año deportivo y contó que desde los 8 años lleva la pasión por el enduro.
"Junto a Nicolás y Luciano somos los únicos que corremos en el Argentino, ellos son dos referentes para mí y cuando me invitan a entrenar, trato de estar para seguir aprendiendo", dijo, y agregó: "Me gustaría tratar de ser como Nico Kútulas. Me gusta como anda, su manera de resolver cuando maneja su moto".
Respecto a Kevin Benavides, el salteño que hoy brilla en el rally, Crisol contó: "Hice varios cursos con él, me gusta su forma de andar que no la tienen muchos". Y pretende seguir sus pasos. "Pienso estar unos años más en el enduro, perfeccionarme, quisiera correr mi primer Mundial el año que viene y después veremos que sigue", contó.
Por lo pronto, el joven del norte provincial tuvo un gran 2016 y solo lamenta no haber podido asistir a la carrera en San Juan por problemas de salud. En todas las demás competencias, estuvo en los primeros lugares.
Crisol es parte del equipo creado por su papá este año, Moto Boxes Team.
Para Iván no es una casualidad que dos salteños estén en la cima de la categoría seniors y que él se asome en juniors con grandes resultados.
"Creo que por la dedicación que le aplican los pilotos, esfuerzo de cada uno y muchas horas de entrenamiento", dijo.

Las ocho repartidas

Las ocho competencias que se disputaron en la categorías seniors del Argentino de enduro, tuvo la particularidad de que fueron todas propiedad de Benavides y Kútulas.
Ambos, que ya llegaban como campeón y sub del Campeonato Argentino 2015, arrancaron mano a mano en Catamarca el 13 de marzo, donde Kútulas obtuvo el primer puesto, mientras que Benavides salió segundo.
El 22 de mayo se disputó la segunda fecha, en Mendoza, y en cuyo fue Luciano quien se quedó con el primer lugar, seguido de Nico Kútulas.
La misma ubicación fue para ambos en Tartagal, el 12 de junio y también en San Juan, el 24 de julio.
La quinta y sexta, fecha doble, se corrió en Jujuy y esta vez el que ganó la pulseada fue Kútulas, seguido de cerca por el hermano menor de Kevin.
La penúltima fecha se llevó a cabo en Tucumán, donde Benavides volvió al primer puesto (y otra vez Kútulas terminó segundo), mientras que la última, a todo o nada en La Merced, Catamarca, el 27 de noviembre pasado, fue Benavides quien pudo retener el título conseguido el año pasado con 227 puntos, siete más que su comprovinciano Kútulas.

Lejos del Dakar

Por ahora, tanto el menor de los Benavides como Kútulas no piensan en la posibilidad de pasar al rally y mucho menos ser parte del Dakar, aunque solo por ahora.
Ambos fueron sondeados por diferentes equipos para participar de la competencia más difícil del mundo, pero como recién superaron la barrera de los 20 años, prefirieron postergar sus traspasos.
Para Crisol el camino será aún más largo. "Primero quiero consolidarme en el enduro", cerró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia