Marcelo Bielsa tiene la capacidad para ser y analizarse en simultáneo. Dio muestras de eso con una frase muy particular: "Debería ser diplomático, hoy no pude". El entrenador de Olympique de Marsella la expresó mientras mantenía un tenso diálogo con los periodistas franceses presentes en la conferencia de prensa. ¿Qué sucedió? Lo trabajadores de los medios le recriminaban por la no inclusión en el equipo titular de Doria, por quien el club pagó cinco millones de euros. Así reaccionó el Loco:

-¿Usted piensa que Doria no está listo para ser titular?
-Siempre la referencia a Doria... No entiendo por qué la pregunta. Es decir, sí la entiendo. Pero si la puede hacer más clara...

-Nosotros no pensamos nada, sólo hacemos las preguntas
-Sí, eso sí, en eso sí estoy de acuerdo. Especialmente, en el enunciado de la pregunta denota que no hay pensamiento.

-Doria parece ser el único zaguero por izquierda natural...
-La pregunta, entonces, susténtela. El primer argumento, que es el único jugador natural en la posición, no es exacto. Pongo al que creo que resuelve mejor la situación de cada partido. Del mismo modo que me pregunta por Doria, ¿por qué no me pregunta por otros jugadores?

Embed

-Porque no costaron cinco millones de euros (risas)...
-Ahh, pero claro, evidentemente no entiende nada del oficio que yo hago. Porque el señor cree, y lamentablemente ilustrará así a las personas que lo siguen, que los jugadores juegan de acuerdo al precio que se paga por ellos. Es imposible para un director técnico organizar sus decisiones en función de eso. Por eso, el fútbol está como está, porque, desde afuera, se le atribuyen a os futbolistas derechos adquiridos que van más allá de lo estrictamente futbolístico. Lo único que importa para decir la titularidad de un jugador es si, según el criterio del entrenador, es mejor o peor que el jugador que elige el entrenador. El criterio que tiene el señor es equivocado y dañino. Él cree que el que vale mucho tiene que jugar y yo digo que juega que el entrenador cree que está en mejores condiciones. Debería ser diplomático, hoy no pude.

-Últimamente, en las conferencia, se muestras más nervioso que de costumbre.
-Es verdad. estoy más nervioso que de costumbre. No debería ponerme nervioso porque es una práctica habitual que se escarbe en el que está de este lado para conseguir de él una expresión que sirva para multiplicar el efecto de la noticia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia