Incontenible. Luis Suárez reaccionó con bronca al enterarse que no estaba registrado para jugar ante Venezuela, luego de hacer el precalentamiento. Recriminó al cuerpo técnico, se sacó la pechera, la tiró al suelo y luego golpeó el vidrio que protege el banco. Suárez se recuperaba de una lesión.
Embed

A todo esto, Oscar Tabárez respondió: "Por más que el futbolista se enoje, nosotros no podemos poner a un jugador que no se recuperó y está con dolencias", argumentó el entrenador.
La 'Celeste', la más ganadora de la historia de la Copa América (15 títulos), no queda eliminada en la primera rueda desde la edición de 1997
"La verdad es que la imagen que dejamos distó mucho de la que veníamos dando hasta hace no mucho tiempo atrás", recordó.
El DT alcanzó el récord de 166 partidos en la banca de su país, siendo el segundo a nivel mundial -mismo piso el dinamarqués Morten Olsen (Dinamarca) y uno menos que el alemán Sepp Herberger (Alemania)-.
Además, quien supo ser campeón del campeonato argentino en 1992 con Boca Juniors, se mostró sorprendido por "el bajo nivel" de sus dirigidos y reconoció que la derrota "fue justa".


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia