¡Es un milagro! gritó Jorge López al llegar a la avenida Uruguay 1063, lugar donde queda ubicada la sede del club Autos de Colección, donde anoche ganó el Fiat 1.500 Berlina de 1965 que era sorteado.
Emocionado hasta las lágrimas, López contó que recientemente sufrió una desgracia al sufrir el incendio total de su humilde casa situada en el barrio Autódromo.
"Dios es justo. Me puso a prueba y me hizo arrodillar para seguir adelante y este auto es la recompensa de lo que trabajé junto a mi familia después de perderlo todo".
El hombre contó que compró un solo número y eligió ese cartón por su madre, a quien recuerda constantemente.
"Una vez la acompañé a un sorteo de una canasta navideña y a ella le tocó el número 59. Por eso lo elegí", dijo a El Tribuno.
"A mi nieto le decía que ese auto iba a ser mío y cuando me llamaron por teléfono pensé que era una broma. Contesté: 'dejate de joder'".
La llave del automóvil fue entregado por una escribana pública y el presidente del mencionado club, Federico Mateo.
"Nos pone muy contentos que ahora sea su coche", le comentó Mateo a López antes de darle las llaves.
Cabe recordar que lo recaudado será para culminar dos obras en el circuito de la institución situada en el barrio El Huaico. "Invitaremos a López a que se haga socio", culminó Mateo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia