Los encargados de formar a los más chicos en Central Norte ya tienen planificada la metodología de trabajo para este 2015.
Con Juan Pablo Galván como coordinador general de las divisiones inferiores, el cuervo apunta a nutrir de jugadores del club al plantel profesional, la gran deuda del fútbol salteño.
"El objetivo del proyecto en conjunto con Aprocen es claro, la formación y el proceso del jugador del fútbol, abastecer a la primera con jugadores de la cantera", remarcó Galván en diálogo con El Tribuno. "La idea es llegar a un centenario con la mayoría de jugadores de las inferiores. El futuro del más grande está en los más chicos, con ese eslogan trabajamos en lo funcional y metodológico", agregó.
Con una estructura formada por ocho técnicos con sus respectivos preparadores físicos, Galván especificó la metodología de trabajo en esta temporada. "Debemos elevar la calidad del jugador y también de los entrenadores. Vamos a seguir capacitando con los técnicos y algo muy importante es el mejoramiento del campo de juego para trabajar".
Luego Galván contó: "Lo primero que tenemos en cuenta es que esté bien alimentado. El club cuenta con un merendero y eso ayuda. Esperamos concretar un departamento médico y otro de psicología, esto llevará tiempo pero estamos en buen camino". El coordinador del cuervo también hizo hincapié en el cuidado del jugador y la disciplina, pero advirtió: "Los valores comienzan en casa. Los padres son pilares fundamentales a la hora de formar a un jugador".
Galván luego se refirió a los objetivos planteados para la temporada que comenzará el 11 de abril en la Liga Salteña.
"Este año buscaremos afianzar nuestra identidad de juego en todas las divisiones. El año pasado fuimos armando nuestra identidad, cada jugador y cada plantel debe saber a qué jugar".
Por último, destacó que en cada una de las divisiones hay pibes que comienzan a pedir pista.

Presupuesto y obras a futuro
Las divisiones inferiores de Central Norte están a cargo, desde hace tres años, de Aprocen,
actualmente presidida por Claudio Ayala, y que cuenta con un presupuesto mensual de
$100.000. La mayor parte de ese dinero está destinada a los sueldos de los profes y
capacitación de los mismos. El resto va para los elementos de entrenamientos.
El departamento de fútbol infantil, a cargo de Guillermo Pascual, también entra en el
presupuesto de Aprocen. Si bien las inferiores entrenan en el club y en el Ejército, el
proyecto "Nido de cuervos" sigue en marcha con los trabajos en el predio de la zona norte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia