Tras la eliminación de los San Antonio Spurs en las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA se abrieron varios interrogantes con respecto a dos de sus máximas figuras: el argentino Emanuel Ginóbili y el estadounidense Tim Duncan. Para muchos, el partido que jugaron el jueves pasado frente a Oklahoma City Thunder (ganaron la series 4-2) fue el último de ambos en la liga norteamericana, mientras que otros se animan a soñar con que jugarán una temporada más.
El futuro del escolta argentino y el veterano pívot Duncan se ha convertido en un tema clave para los Spurs, que desean su permanencia como anclas en la reestructuración del equipo alrededor de los más jóvenes Kawhi Leonard y LaMarcus Aldridge.
Ambos veteranos tienen extensiones en sus contratos para el campeonato 2016-17, con Duncan devengando 6,4 millones de dólares y Ginóbili 2,9 millones para la próxima campaña.
A sus 38 años, Ginóbili dejó entrever la noche del jueves que podría regresar para una decimoquinta temporada, motivado sobre todo por volver a jugar junto a Duncan y Tony Parker. "Si hay una razón por la que siempre quiero volver y seguir siendo parte de este equipo es debido a la increíble química, las buenas relaciones y las buenas personas con las que jugar y pasar el tiempo", reveló el jugador de Bahía Blanca.
"Ha sido una carrera increíble", dijo Ginóbili sobre sus 14 temporadas en la NBA, todas con San Antonio. "A todos nos gusta jugar uno al lado del otro. Estoy muy orgulloso de haber jugado con estos chicos durante tantos años y ganar tantos partidos, e incluso jugar con los chicos nuevos", acotó.
Ginóbili habló del "cambio generacional" en los Spurs, y que ahora el equipo es algo más que los "Tres Grandes", en referencia a él, Duncan y el francés Tony Parker. "Ahora los que llevan el equipo son Leonard, que es muy joven, y LaMarcus (Aldrige), que está en su mejor momento. Tenemos una base veterana, como muchos equipos. Pero ahora el juego recae en muchos otros jugadores", aseveró.
De su lado, el veterano Duncan, de 40 años de edad, también dijo no saber si ha jugado el último partido de su carrera en la NBA. "Voy a pensarlo después de que salga de aquí e imaginarme la vida allá afuera. Eso es todo", dijo Duncan, quien anotó 19 puntos en la derrota de 113-99 de los Spurs ante Oklahoma City.
Duncan ha demostrado que todavía puede contribuir al equipo al promediar 8,6 puntos; 7,3 rebotes; 2,7 asistencias y 1,3 tapones por partido esta temporada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia