Con bronca, impotencia e indignación, así se siente los árbitros que dirigen el Torneo de los Barrios de Fútbol organizado por el Gobierno de la Provincia de Salta. ¿El motivo? Desde que comenzó el campeonato no les pagaron ni un peso por los encuentros que dirigieron hasta el momento. La denuncia la realizó un juez a Alentandooo a través de la línea de WhatSapp. "A nosotros nos hablaron para dirigir el torneo a partir del 1º de septiembre, hicimos unos 36 encuentros de la fase eliminatoria, y por nuestro trabajo todavía no nos pagaron un peso. Yo vivo de esto, tengo una familia que alimentar, además de pagar alquiler, y todavía no recibí ningún tipo de respuesta por parte de las autoridades", le dijo a Alentandooo el árbitro que prefirió mantener su anonimato.

Las ternas que participan de cada encuentro (unos 70 jueces) se les abona 400 pesos por partido, se han jugando en toda esa primera fase 36 por lo que la suma que les debe el Gobierno de la Provincia alcanza a unos 150.000 pesos. "Yo dejé de dirigir porque me negué a seguir sin cobrar, otros compañeros, muchos de ellos afiliados al SADRA continúan en el torneo, y hasta ahora no les pagaron nada", señaló.
Según la denuncia, la Secretaría de Deportes firmó un convenido con la Federación de Centros Vecinales para que estos se hagan cargo de abonarle a los árbitros los encuentros dirigidos, pero cada vez que se acercan al lugar para cobrar, la respuesta siempre es la mismas: "El Gobierno todavía no nos envió el dinero".

"Yo me comuniqué en innumerables oportunidades con Zapala, presidente de la Federación de Centros Vecinales, y él siempre me dice lo mismo, que no tienen la plata. Cuando hablamos con la Secretaría, ellos señalan que sí la enviaron y que pronto vamos a cobrar. Pero resulta que llevamos tres meses sin ver un peso.
La verdad que es una vergüenza que se burlen de esta manera de gente que trabaja para ganar su planta dignamente y mantener su familia".

"Ningún árbitro cobró, alguien se está quedando con la plata si la Secretaría ya la envió, yo como todos mis compañeros la necesitamos para vivir, pero parece que esto poco les importa a los organizadores".
El árbitro se quejó que ni siquiera los organizadores le pagaron los colectivos a la hora de trasladarse desde sus hogares a las canchas utilizadas para jugar el campeonato. "Gastamos mucha plata en movilizarnos al Martearena o al estadio de la Liga Salteña de Fútbol para cumplir con nuestro trabajo, sin embargo, además de no pagarnos por hacerlo tampoco recibimos un peso para viajar".
También informó que en una oportunidad un árbitro fue agredido durante un partido de campeonato. "Si bien en la mayoría de los encuentros no hubo violencia, en uno de ellos un compañero mío fue agredido en forma salvaje y eso tampoco se supo".

Sobre el por qué no tomaron la medida de no dirigir más, el juez indicó: "Yo propuse esa alternativa, la de no jugar más hasta que nos abonen la deuda, pero muchos decidieron continuar, yo no dirigí más" .
El árbitro contó que él no pertenece al gremio del SADRA que agrupa a los jueces. "Yo no estoy afiliado, pero los que sí están tampoco cobraron y no fueron defendidos por sus propio gremio. Esto también es una vergüenza".

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia