La espera finalmente terminó. Luego de semanas de arduo trabajo a destajo, con triple turnos de entrenamientos, Central Norte emprenderá esta noche una nueva epopeya en la segunda división del vóley argentino. El microestadio Delmi es el escenario en el que los muchachos del cuervo harán su debut en la Liga A2 frente a Tehuelches, de Tucumán, un partido que marcará un antes y un después de esta disciplina en la provincia.
Luego de haber logrado el tan ansiado ascenso en Rosario, el equipo azabache se armó para este nuevo camino que va a recorrer. Ahora, bajo el mando de Marcelo Díaz, un experimentado entrenador tucumano, Central Norte apuntará a llegar lo más lejos posible aunque la prioridad será mantener la plaza en la categoría.
Con la incorporación de seis jugadores foráneos, todos con experiencia en la categoría, y otros cuatro jugadores locales de Gimnasia y Tiro y Bancario, la base del cuervo se vio fortalecida con la cual se trajo buenos resultados de los amistosos que jugaron el fin de semana pasado en tierras tucumanas.
El triunfo ante Monteros por 3 a 2 y la caída con Tehuelches por 3 a 1 le sirvió a Marcelo Díaz para ver las opciones que tiene para el armado del equipo. "La idea era ver en qué nivel estamos y cómo iba resultando el trabajo que veníamos haciendo, los resultados dentro de todo han acompañado pero solo fueron algo accesorio", acotó el entrenador en su visita a El Tribuno.
En cuanto al nivel de juego que pudo ver, Díaz explicó: "Es un equipo en formación, hay momentos en el que resultan las cosas y otros que no, pero van entendiendo lo que uno pretende, que es jugar ordenado y en velocidad. Esas son cosas que lleva tiempo, como así también armar un equipo homogéneo". Luego agregó: "La zona va a ser muy pareja, pero nosotros estamos bien y esperemos que paso a paso se vayan cumpliendo los objetivos que nos ponemos a corto y largo plazo".
Por su parte, Alfredo Collavino, el dirigente responsable del vóley en el cuervo, es uno de los que más disfruta del presente de este deporte en la institución azabache.
Tras instaurar la disciplina en el club allá en 2010, se muestra satisfecho por lo conseguido en estos seis años de trabajo y se entusiasma por lo que se viene.
"Estoy satisfecho de hasta dónde llegamos. Para mí esto era inalcanzable años atrás, pero ahora estamos aquí. Los dirigentes nos estamos poniendo las pilas también. Tenemos un buen equipo, organizativo, algo que es fundamental ya que son muchas exigencias por parte de la Feva (Federación de Vóleibol Argentino)", indicó.
Collavino también se refirió a los planes para las divisiones menores y su deseo de jugar de local en la cancha de Central Norte. "Lo que tenemos planeado a futuro es algo grande pero lo estamos concretando de a poco. Ya tenemos un cuerpo técnico prácticamente nuevo para las inferiores y vamos a trabajar el piso de nuestra cancha", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia