Pequeños gestos hacen a las grandes personas. Tal el caso de Marcelo Bielsa, quien todos los días les da motivos a los hinchas del Olympique de Marsella para agrandar su idilio que sienten por él y su trabajo esté más encendido que nunca. En esta ocasión no se trata de cuestiones futbolísticas. Nada de eso. El Loco estuvo de visita en un hospital de Marsella visitando y regalando obsequios a niños enfermos que se encuentran internados.

Bielsa no fue solo: estuvo acompañado por Nicolás Nkoulou, Jérémy Morel y el goleador André-Pierre Gignac. Una linda acción del técnico rosarino, que dirige al puntero del campeonato y también aporte fuera de la cancha. Se hizo un ratito para estar con los chicos antes de enfocarse en el partido del domingo ante el Lille. Aplausos para el Loco.
BIELSA1.JPG

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia