Trabajaron y sudaron por un solo motivo: volver a ver a Central Norte jugar en su casa, el estadio Dr. Luis Güemes o La Bombonera cuerva.
Un grupo de socios tomó la posta, o mejor dicho "la pala", para que ese sueño de volver a casa se cumpla y están a solo horas de convertirlo todo en realidad.
"Este es un proyecto que comenzó con la apertura de la dirigencia, exdirigentes, socios y un grupo de hinchas. Hicimos trabajos sobre la tribuna Brown, boleterías nuevas, baños de damas y hombres, se renovó la fachada con pintura, se hicieron los nuevos bancos de suplentes. Se reaconodicionó el campo de juego, todo gracias a la campaña de donaciones, aporte centenario de los socios, bolsas de cemento e hierros. Todo sirvió para las obras que hacían falta para habilitar la cancha", explicó José Ahumada, miembro del grupo Camino Al Centenario, para El Tribuno.
Sin lugar a dudas que esta dirigencia encabezada por Héctor De Francesco quedará en la historia por lograr lo que muchas otras no pudieron ya que fueron ellos quienes apoyaron esta movida de aquellos que en un principio eran unos "pocos locos" y que el tiempo terminó por darles la razón.
"Muchos nos trataban de locos y gracias a Dios este grupo de socios, con amor hacia el club, lo logró. Esto es para el pueblo azabache, ahora nos llaman verdaderos hinchas, acá está la prueba de todo", remarcó Ahumada.
Pocos saben que estos socios e hinchas invirtieron dinero y tiempo, trabajaron desde el amanecer hasta el atardecer, con lluvia, frío y calor, pero eso no fue impedimento para frenar las obras que quedarán en la historia de Central Norte.
"A mí se me quieren caer las lágrimas, después de quince años y volver a casa es algo indescriptible. Creo que más de un cuervo va a llorar el domingo en la cancha", sintetizó José Ahumada, el socio que se unió con otros cuervos para darle vida a este desafío.
Más de quince años tuvo que esperar el pueblo azabache para poder alentar al primer equipo en el Dr. Luis Güemes, quizás muchos de los socios que concurran mañana a la cancha se cruzarán, sin saber, con estos "locos soñadores", merecedores de todos los aplausos y que desde el anonimato trabajaron por el club.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia