En la previa al trascendental encuentro por las semifinales de la Copa Libertadores ante Independiente del Valle, de Ecuador, Carlos Tevez vivió un momento tenso al enterarse que asaltaron a su hermano Diego.
El incidente se produjo alrededor de las 21.30, cuando tres delincuentes que circulaban en una moto le robaron el auto, un Volkswagen Passat 2009, en lo que se presume fue un robo al voleo.
El hermano del Apache estaba por abrir el portón de su casa para guardar el auto cuando aparecieron al menos tres motochorros que lo amenazaron con un arma de fuego. Según informaron fuentes policiales de la Comisaría 43, en donde quedó radicada la denuncia, Diego Tevez estaba "tranquilo, no se lo veía alterado".
A Carlitos le ofrecieron retirarse de la concentración para constatar por sus propios ojos que su hermano se encontraba en buen estado de salud, pero el Apache prefirió quedarse con sus compañeros esperando la hora del partido por Copa Libertadores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia