Bastante complicada viene la mano en Independiente en este mercado de pases. Pero el rojo ya sabe lo que es ganar con un clima adverso, porque en el pasado campeonato hizo 33 puntos con un plantel que estaba muy enfrentado con Jorge Almirón por sus decisiones. Sin ir más lejos, diversas declaraciones, más actitudes de jugadores en los partidos dejaron al descubierto que no es buena la relación con el DT, quien de arranque se caracterizó por imponer mano dura.

Pero en este caso, la cuestión va más allá, porque la salida de Federico Insúa del plantel (jugó poco pero no deja de sorprender por ser ídolo del club), sumada a la otro ídolo como Gabriel Milito (entrenaba el selectivo de la institución) abrieron el camino a un presente complicado que dominó la escena de manera definitiva con la no continuidad de Daniel Montenegro. Sin embargo, ni Almirón ni la dirigencia han podido aún hacer que el Rolfi deje la entidad, porque el volante tiene contrato y se presentó a la pretemporada, por lo que los dirigentes deberán llevar a cabo una reunión para rescindirle.

Con este panorama, todos esperan alguna explicación al respecto, ya que Montenegro fue el único que habló y se mostró sorprendido. Sin embargo, Almirón sorprendió la conferencia de prensa de manera sorpresiva y todo se ha hecho aún más confuso en Independiente. Pero lo más llamativo es que el que tomó la palabra fue Pablo Moyano, hijo del presidente y vocal titular, quien en su cuenta de Twitter hizo elevar la temperatura con la siguiente frase: "No le den bola a la gilada, el único ídolo es Bochini".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia